Los medicamentos pueden ayudarlo a curarse, a evitar una enfermedad o a reducir los síntomas asociados con una. Al conocer mejor el uso seguro y apropiado de un medicamento, sus beneficios y los posibles efectos secundarios, se vuelve un participante activo de los debates llevados a cabo por nuestro equipo médico.

Estos son algunos consejos para ayudarlo a convertirse en un paciente bien informado:

  • Pregúntele a su médico que puede esperar de su medicamento: como qué efectos secundarios podrían ocurrir, si es necesaria una prueba de seguimiento o supervisión, y cuándo esperar una mejora
  • Lea la etiqueta y siga las instrucciones: Preste atención a las advertencias sobre los efectos secundarios importantes y menores. Preste atención a las instrucciones sobre la mezcla de medicamentos y ciertas actividades que debe evitar al hacer uso de ellos
  • Conozca su medicamento: sepa los nombres y la posología de todos los medicamentos que toma y las enfermedades que tratan
  • Recuerde su historial médico: informe a su médico sobre alergias anteriores, sensibilidades o efectos secundarios que haya experimentado
  • Siga la hora y la posología indicada en su prescripción: consulte a su médico en caso de tener dudas o preocupaciones
  • Controle los efectos que el medicamento provoca en su cuerpo y mente: anote cualquier cambio y haga una consulta con su médico

¿Tiene alguna duda?

Vea estas preguntas frecuentes sobre la medicación del paciente.